¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de escribir una obra de teatro?

Lunes, 31 de octubre de 2022

Tienes una idea, una historia que contar con su inicio, nudo y desenlace, y con los personajes que la conforman. Todo sobre el papel. ¿Pero cómo se puede transformar esa idea en un guion? ¿Cómo puede tomar forma?

 

Conocer la estructura de una obra es uno de los puntos más importantes para poder dar comienzo a la redacción del guion, y es que hay ciertos elementos que deben tenerse en cuenta para que exista una coherencia:

 

  • Actos: Los actos sirven para medir cada parte de la obra y estructurar su narración. Aun así, son los periodos de tiempo más largos en los que se divide la obra y por esa razón se dividen en cuadros. Estos últimos se identifican normalmente por el cambio que pueda darse en la decoración o en el lugar que se esté desarrollando la escena.
  • Escenas: Los cuadros se componen de escenas, saltos en la narrativa de la historia. 
  • Acotaciones: Son explicaciones que acompañan al texto, al diálogo. Se presentan entre paréntesis y son notas que hace el autor para detallar cómo quiere que transcurra la obra. Pueden ir en relación a cómo es un personaje o un lugar, a la manera en el que un actor debe interpretar cierta parte del texto, a la escenografía…
  • Diálogos: Los diálogos recogen lo que cada personaje dice. Pueden darse entre más de un interlocutor, en formato de monólogo o hablando directamente con el público. 

 

Cada obra tiene su propia estructura, diferente a las demás, pero es importante tener en cuenta estos puntos para poder redactar un guion claro y conseguir un buen resultado.

 

En EL PUNTO GUNEA ofrecemos a los y las artistas un espacio abierto y accesible para que puedan dar rienda suelta a su creación y desarrollo. De esta manera, favorecemos a seguir evolucionando, experimentando e impulsando las artes.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de escribir una obra de teatro?

Volver al listado